6 consejos para elaborar mejor tu maqueta

La elaboración de una maqueta es una fase que permite tener una visión general de un proyecto. Es la comprensión completa de la idea que se ha decidido respaldar y que siempre, con la ayuda necesaria, hay espacio para seguir mejorando.

Lejos de desaparecer, las maquetas elaboradas a mano son aceptadas por los clientes y profesores, pues les permiten hacer un análisis sobre el comportamiento de los elementos que la integran.

Seguramente no saldrá perfecta en el primer intento, pero de eso se trata, de aprender de cada una de las maquetas que se elaboren.

consejos para hacer maquetas

A continuación, los seis consejos más importantes para mejorar las habilidades en la construcción de maquetas:

1. Elige bien los materiales

El objetivo de una maqueta es reflejar, en el espacio físico, la idea general del proyecto que se desea realizar. Por esta razón hay que elegir con sumo cuidado la materia prima, ya que la representación será muy importante.

2. Haz un boceto

Emplear una maqueta tipo boceto es fundamental para no caer en errores. Definir una estructura espacialmente no es una tarea fácil, incluso para los arquitectos con experiencia. Una maqueta de este tipo, que es flexible, resultará excelente para ir probando y descartando ideas sobre lo que conviene o no para el resultado final.

3. Trabaja en un lugar iluminado

Cuanta más iluminación exista para verificar los detalles de la maqueta, mejor. Un ambiente de trabajo debe estar correctamente iluminado, lo que permitirá distinguir los detalles a mejorar y corregir errores.

4. Procura mostrar algo novedoso

Muchas veces las maquetas son la réplica de un dibujo. Se debe mostrar un nivel más alto de profundidad, es decir, que lo elaborado vaya más allá de los planos y de las láminas.

Como hacer maquetas

5. Elabora un plan de trabajo

Un plan de trabajo con fechas de entrega funciona siempre en todos los sectores. En el caso del procedimiento para elaborar una maqueta, sería beneficioso construir un plan de ejecución y cumplir con las entregas acordadas.

6. Pide ayuda

No hay que temer a la hora de preguntar por un material o una herramienta. En la arquitectura no existe eso de una ‘pregunta tonta’. Los amigos, los profesores o expertos están ahí para ser consultados y para ayudar en la medida de lo posible.

Crear una maqueta con todos los elementos necesarios es un logro y una necesidad para cualquiera que esté pensando en estudiar arquitectura, y más aún para quienes están a punto de convertirse en arquitectos.

Deja un comentario